lunes, 7 de julio de 2014

Inversión

Debo decir que al entrar a mi actual trabajo vi que tenía retos muy grandes porque era una corriente distinta de la comunicación a la que estaba acostumbrada. Decidí que tenía que auto-formarme en varios temas.

No es la primera vez, creo que soy un alma autodidacta en varias áreas, así que abracé la idea con tranquilidad, las primeras semanas me dediqué a buscar y leer documentos online y gratuitos. También me inscribí a un par de cursos on-line gratuitos. Pero pronto me di cuenta de algo, debía invertir en mi formación y buscar acreditación formal de mis nuevos conocimientos. 

Decirlo es fácil... lo difícil es encontrar que:
1. No hay muchas ofertas de formación en este campo en el país y
2. Los pocos son caros.

Tuve que ser estratégica. Encontré que en la UCA empezaría a darse un diplomado en Comunicación Digital, cuyas mensualidades eran impensables para mi rango salarial, entonces, ¿cómo acceder a algo que necesito? Hablé con mi jefe y llegamos a un acuerdo para poder asistir al diplomado, nos iríamos mitad y mitad, porque al fin y al cabo... a ambos nos convenía. 

Hace diez días se realizó una "convención" organizado por un medio de comunicación escrita, el "Social Media Day". Hicieron un buen trabajo de expectativa, tanto que me dieron ganas de ir y anduve taloneando una entrada de cortesía para poder, sino me tocaba pagar $50, justo después de salier del hospital una no tiene $50 tan disponibles. Ya me estaba resignando a no ir y desviaba la atención otras cosas, cuando mi jefa me dijo... "vas a ir". Me sentí feliz.

Empecé a investigar a todos los conferencistas y a leer su trabajo y a seguir sus cuentas en Twitter, cuando estoy aprendiendo soy así, quiero saberlo todo. 

Al final fui. No puedo decir que no me chocó el ambiente, es posible que sea porque yo soy una persona más bien un poco retraída, un poco "apartada de las grandes multitudes" de hecho, las multitudes me aterran. Pero eso no fue lo peor. No. 

El problema no fueron mis altas expectativas, que si lo eran, sino enfrentarme no solo a charlas repetitivas, aunque interesantes, pero que además no lograron captar la atención del público. Eran cuatro, la primera muy interesante nos plantea el Tatuaje Digital como una marca personal, pero no logró llegar al punto de dónde los seres humanos incidimos en una realidad virtual. La segunda y la tercera charlas fueron las que más sufrieron, mucha gente se fue, para mi fueron las más "acordes" a la necesidad de comunicación emocional y de tomas de acción. Fue una lástima ver el salón a media capacidad. La cuarta, era el plato principal. Yo estaba emocionada de descubrir lo que nos traía el argentino. Me parecía que debía ser un tema realmente impactante. Choqué. En un 60% era la repetición de una charla que dio en un TedX en su patria. Morí. 

No puedo decir que no vi cosas nuevas, no sería justa, claro que las vi, pero yo quería ver más, más... como lo dije, tal vez el problema inicia porque siempre me hago altas expectativas, sumado a que a los influenciadores les cuesta cambiar el discurso. 

Esta mañana le pregunté a mi compañera que también fue, y me dijo lo mismo con otras palabras, me sentí bien de saber que no fui yo. Tampoco ellos (del todo) pero que si hay una necesidad de nuevos lenguajes y discurso que nos impacten a los que andamos viendo en todos lados, leyendo cada cosa que se nos cruza en la pantalla y que estamos ávidos de conocimientos.

No les perdí el respeto del todo a los conferencistas, aún sigo esperando a que me sorprendan, supongo que estoy dándoles el beneficio de la duda... por si acaso. Aunque si me pongo a pensar como "mercadóloga" si hubiera pagado yo la entrada, me hubieran quedado debiendo el vuelto.

El año que viene habrá de nuevo esa convención, con todo respeto, veré quienes serán los expositores, los buscaré, leeré su trabajo, veré sus charlas y no iré al evento, para tomarme dos vodkas con soda al final de la noche, mejor me los tomo con Miguel.

Del diplomado, de ese... otro día les cuento, cuando ya tenga mi diploma en mano.

Concluyendo y a modo de moraleja:
1. Una puede rebuscarse SIEMPRE por formación decente, es casi una obligación. Los cambios de vida no son tan malos después de todo.
2. Hay que evaluar bien los cursos que se pueden tomar gratis y los que se pueden pagar.
3. Lo más chivo del Social Media Day fue que tuve chance de verme con las amigas que tenía meses de no ver.
4. No me pongan a investigar gente, siempre me decepciono cuando ya los conozco en persona (en el plano laboral)
5. Si usted tiene otra opinión sobre el evento, dígala... a lo mejor yo me he equivocado. 

4 comentarios:

Edgar Rosas dijo...

Siempre me he inclinado por lo autodidacta. Sin embargo vivimos en el país de la TITULITIS, tantos títulos tenés tanto te pagan $$$. En muchos casos no importa si no podés hacer lo que el título dice, pero está certificado, autenticado e inscrito. ^_^

Hace un par de años fui a sacar un titulito en una especialidad de mi área de estudio (el curso duraba como 6 meses, sabatino). Las clases estaban en línea ja ja ja, aunque las prácticas y aclaración de dudas si eran en vivo. Nunca retiré mi diploma, debe estar en los archivos del ITCA o en CEPACESA..

Seguir llevando cursos en las noches de insomnio.

KR dijo...

Jajaja mínimo vos.

Yo ando viendo si saco una acreditación internacional, pero está jocote, creo que será meta de 2015.

No te he visto en el FB.

Edgar Rosas dijo...

Sobre lo que estudié:

-El conocimiento es gratis y está en línea.

-Curso en ITCA con instructor, prácticas en vivo y diploma al final. $120 (pagado por insaforp)

-Acreditación internacional (si pasas el examen) otorgado por Cisco System. $200 (pagado por el gato)

meme huezo dijo...

muy bueno el post, me gusto, si, yo solo vi en linea las primeras dos presentaciones y me aburrí... :) anduve viendo si también me ganaba mi pase pero fue un fustre de ya 2 años de no ir pero veo que no me perdi de nada, saludos y seguí escribiendo