sábado, 27 de abril de 2013

Iron Man y las distintas formas de enfermarme

Si... soy un ser bastante silvestre.

Mi vida es sencilla y sin estertores. Hasta que veo una película de Iron Man. Existe una extraña relación entre el estreno de esa película y mis condiciones de salud.

La primera vez, recuerdo que me empezaban algunos síntomas de gripe, Emilia, quien para ese entonces compartía la casa conmigo, me arrastró al cine un viernes por la noche para hacer cola y ver la dichosa película. En el transcurso de la película fui empeorando, cuando salí fui a pasar consulta, el dolor de cuerpo era insoportable y de la clínica comunal me refirieron al MQ por sospechas de dengue, en efecto... me dio dengue.

La segunda vez, gracias a mis contactos en la publicidad, me regalaron dos pases para ir al pre-estreno de Iron Man 2, Edgar, quien es fan, se entusiasmó bastante, recuerdo que ese día, previo a la función comí mal y en la calle, resumen: vi la película entre náuseas, mareos, dolor de estómago y otros síntomas alarmantes... cuando salimos fui al hospital, pasé cinco días internada por gastroenteritis.

Por si las diule, con este estreno, no iré. No vaya a ser u_u

2 comentarios:

Edgar Rosas dijo...

Sos alérgica a la Ciencia Ficción, raro en una escritora ^^

KR dijo...

Vea... eso digo yo u_u

Esa vez rebajé como 15 libras en tres días >_<