miércoles, 16 de octubre de 2013

Sobre leyes y preferencias sexuales

Tengo amigas lesbianas y amigos gays... iniciando así este post sigo hablando de lo que ha acontecido en estos días.

Un domingo, recuerdo, esperábamos el bus con Miguel cuando vi un "anuncio" pegado a un bus... "Soy lesbiana porque quiero y porque me gusta". En ese momento le comenté a Miguel que me parecía una campaña demasiado agresiva. 

Luego me enteré que el mismo anuncio estaba en una valla, que fue suspendida por algún ente regulador de la publicidad de este país. Miles de comentarios y reacciones vinieron en despelote. 

Ahora que venía hacia la oficina me di cuenta que "una lesbiana" se dio a la tarea de llenar toda una calle con mensajes sobre su preferencia sexual. 

Comento esto porque me parece que se ha perdido el rumbo. No solo de las feministas, también la gente que dice tener la autoridad moral para decidir quién puede o quien no puede expresar ideas distitnas, también la hemos perdido la sociedad civil. El mundo es un caos, nos iremos todos al carajo... no. Pero casi.

A los pocos días de ver aquel bus, mientras esperábamos otro bus, volvimos a tocar el tema con Miguel, llegamos a la conclusión de que si don Calvo quiere censurar esta campaña, también debería censurarse campañas que muestren personas DEMASIADO jóvenes en contacto con bebidas alcohólicas, los anuncios de condones y sobre la viagra y sus derivados (testitón y otros menjurges) pues todos "atentan contra las buenas costumbres morales y éticas".

Me parece que el colectivo que lanzó la campaña ha dado un mal mensaje, no por el hecho de estar dispuestas a defender sus derechos de preferencia sexual, sino que cometieron dos errores:
1. Dan a entender que para vivir el feminismo se tiene que ser lesbiana. Eso es incorrecto. 
2. Que ser lesbiana es estar SIEMPRE en eterna guerra con el mundo, que el menosprecio a los que son distintos a ellas es lo menos que pueden dar. Eso es incorrecto también.

En conclusión, el bichito que es chillón y la nana que lo pellizca. Estoy de acuerdo con las luchas reivindicativas de las mujeres, no importando su preferencia sexual, pero episodios como este nos afecta a la credibilidad del gremio, oscurece un camino que tanto tiempo y esfuerzo ha tomado esclarecer y termina dándole argumentos (estúpidos) a machistas.

Nunca me consideré feminista, soy demasiado tímida para declararme como tal, pero soy mujer, con una sexualidad definida y con la seguridad de tener derechos y deberes que hacer cumplir y cumplir. Soy persona que pienso, medito y actuo de acuerdo a mis circunstancias. Es triste saber que una feminista lesbiana no pudo hacerlo, al tomar un spray y manchó propiedad privada con mensajes como "Soy feliz, descubrí mi clítoris" y que crea que eso abonará a una lucha que inició desde mucho antes de que ella lo descubriera.

Por último, debo hacer mención, ya que hablamos de publicidad, de la campaña de MD. Esta última campaña han buscado "hacer las pases" con las mujeres que siempre nos sentimos insultadas por sus anteriores campañas carentes de sentido y poco profundas. Que bien. Honestamente eso es ser astutos y querer tener a un público cautivo aunque sigamos sin comprar sus tacones de 15 cms. 

Y como dijo Emma (@morirse)  un día de estos... a ese anuncio lo único que le faltó fue la frase... "por aquellas que vieron una cuca voladora y no gritaron!", esas son verdaderas guerreras.

2 comentarios:

Edgar Rosas dijo...

Ja ja ja me partí de la risa con la última frase.

KR dijo...

Vea!! yo también, esta bicha anda en algo... jajajaja