lunes, 15 de agosto de 2011

Todo está iluminado

Como sabrán la mayoría de lectores (que serán quizá y a lo mucho unos diez) que soy chillona, aunque Mario me diga que soy mujer emociones anestesiadas... si... soy chillona.

Esta mañana me ocupaba en vaciar mi taza de café en el lugar menos pensado, cuando saqué el libro que @FlorsyPower me ha dado a leer... y terminé llorando, gracias a este párrafo:

"Aquí estamos, dijo él, sobre el escalón de la entrada. Esta es nuestra puerta. Y esto que estoy empujando es el tirador. Y es aquí donde guardamos los zapatos al entrar a la casa. Y aquí colgamos las chaquetas. Le hablaba como si ella pudiera entenderle, nunca en un tono de voz chillón o en monosílabos, y nunca con palabras sin sentido. Esto que estás tomando es leche. La trae Mordechai, el lechero, a quien ya conocerás algún día. Él saca la leche de las vacas, lo cual, si te paras a pensarlo, es algo bastante raro e incluso inquietante, así que mejor no pienses en ello... Esta mano que te acaricia la cara es mía. Hay personas zurdas y personas diestras. Todavía no sabes a cuál de los dos grupos perteneces, porque te limitas a estar sentada y dejar que sean mis manos las que hagan todo... Esto es un beso. Es lo que sucede cuando los labios de alguien se acercan y ejercen presión contra algo, a veces contra otros labios, a veces una mejilla, a veces alguna otra cosa. Depende... Esto es mi corazón. Lo estás tocando con la mano izquierda, no porque seas zurda, aunque pudieras serlo, sino porque soy yo quien la aprieta contra él. Ese tambor que sientes es el latido del corazón. Es lo que  me mantiene vivo."


Inmediatamente vino a mi mente, el primer recuerdo que tengo con mi padre, él mientras me chineaba me decía "Esta es una cámara... y sirve para tomar fotos"... Acto seguido, tomo mi celular y redacto un mensaje para enviárselo a mi viejo... "Te quiero" decía.

2 comentarios:

Roberto dijo...

Que feo tu modo, amiga! Justo cuando trato de evitar la nostalgia... escribis algo asi! Precioso!

KR dijo...

jajajaja...

Lo siento querido, pero miralo como una muestra de que la nostalgia puede ser protectora de buenos recuerdos.

Hay una foto de ese momento en el que mi padre me chineaba y ambos parecemos hipnotizados por la cámara. Tengo que encontrar esa foto y subirla. Es una deuda con mi afecto.

Te quiero a vos también, en mi corazón hay muchos recuerdos de nuestros días juntos. Besos