sábado, 10 de marzo de 2012

Obstáculos

Qué chivo que todo fuera fluido y sin problemas. Fuera chivo por un rato, pero luego, en mi percepción, los días se tornarían aburridos y demasiado rutinarios para mi gusto.

Las semanas anteriores, en medio de la vorágine, el conflicto y los pasos legales que he tenido que dar, porque resulta que de un tiempo para acá, en específico desde hace dos años, decidí no volver a dejarme joder por ningún ser humano, por mínimo que esto fuera. Por supuesto, esto me hace ser más intolerante e impaciente. Sin embargo, asumí lo que decidí y dí rienda suelta a esas decisiones.

Ha sido cansado y por supuesto muchas personas dieron sus apreciaciones al respecto, mi familia no entiende y los comentarios han sido de vasta creatividad. Mis amistades, unos alegres de la finalización de tanto stress y otros más confundidos que de costumbre, me han hecho comentarios desde "juepu... y ahora?" o "¿de regreso a ser nómada?" o "felicidades", me han dado una especie de parámetro de cómo ve la gente que me rodea.

Lo primero que hice, al renunciar, fue dormir... dormí (creo) doce horas seguidas y, por primera vez en mucho tiempo, disfruté durmiendo, ningún recuerdo del pasado o pesadilla del presente, llegaron en esas horas oníricas.

Muchos planes han ido apareciendo en estos días libres y aunque ya tengo otro trabajo en puertas, no será tan absorbente como el anterior, por lo que puedo seguir arriesgándome a terminar proyectos que he dejado a medias y a iniciar otros nuevos.

Habrán más obstáculos por supuesto, algunos surgirán de mí misma, pero eso no es algo que me preocupa, no es algo que me detenga. ¿Será que alguna vez la idea del sedentarismo llegue a mis días? Aún no lo sé, a lo mejor faltan más experiencias para que logre ser sedentaria.

1 comentario:

P.R dijo...

Todos anhelamos una vida sedentaria, aunque he conocido algunas personas que no la soportan. Siempre en algún momento de la vida, lo que tenemos nos aburre, nos resulta rutinario, y no hay duda que el sedentarismo quizás aburra, quizás no. Me alegro que tengas posibilidad de trabajar en otro lugar donde no sea tanta la carga laboral.

Por cierto, ya quité la sección de código en mi blog, incluyendo tu comentario, son seis personas las que me han dicho que les da problema. Así que ya lo quité.

Cuidate, y saludos.