lunes, 26 de noviembre de 2012

Lo sé

Lo presiento... me voy a morir con este proyecto en ejecución. No es broma, creo que de una semana para acá todo ha sido virulento y horrible. El único día que comí sin que me hiciera daño la comida fue el sábado cuando me atravesé media libra de costillas con Iba Pasando (él en calidad de espectador, porque yo me las comí solita.. sí, no me da pena decirlo). El pobre estaba algo asustado de verme devorar la carne de manera sistemática y pasmosa... porque sí... comí despacio. Un litro de cerveza acompañó la ingesta.

Fuera de ese tiempo de comida sabatino (que reunió cena del viernes, desayuno, almuerzo y cena de sábado), nada ha sido satisfactorio. Nada. Estoy preocupada (sisisisisi) ^^ porque quiérase o no, puesi, tengo que comer.

Sumado a esta condición alimenticia... un par de encachimbamientos (uno el sábado y otro hoy) me han dejado el corazón acelerado... me duele el centro del pecho cada vez que me salen con un "mire... es que no le puedo mandar la lista de materiales..." o un "es que no sé cuál es el procedimiento" (cuando ya lo he explicado de diversas formas varias veces)

(8) Tenían razón, mis amantes en eso de que antes, el malo era yo (8) con una excepción... esta vez la quería querer y ella  no (8) así que se fue... me dejó el corazón en los huesos y yo de rodillas (8) desde el taxi, haciendo un exceso, me tiró dos besos... uno por mejilla (8)

En verdad, en verdad os digo... he tenido que sacar paciencia de donde no tengo para no descabezar a más de alguno de mis compañeros, con el agravante de después arrepentirme porque resulta que me caen bien, pero trabajo es trabajo y no me gusta cuando las cosas se detienen por descuido.

Soy una matadita.

Pero si de matarme... Roberto! Roberto es el insigne señor que maneja el microbús en el que hacemos viajes de compras grandes a San Salvador, yo que me designé la etiqueta de atea hace unos años esta tarde casi cometo la infamia de encomendarme al cielo cuando vimos la muerte a la par en la carretera entre San Martín y Suchitoto. Asumí demencia y mejor cerré los ojos y pensé "Fuck... y no terminé de hacer varias cosas pendientes!"

Me he fijado que la respuesta automática a cualquiera que me llama por Messenger o Skype es "No"... además... esta gente no entiende... detesto que me digan Karlita... ¬¬ ¿Será que ando de mal humor?

(8) Pero cómo te has dejado llevar a un callejón sin salida? (8) el mejor dotado de los conductores suicidas (8)

Antes de regresar a este pueblo perdido de la civilización pasamos por provisiones caseras... mientras Nan y Koky echaban carne, leche, cereal y verduras... yo llevaba chineando primorosamente dos botellas de vino tinto y dos cajetillas de cigarros, recordé mis épocas de los veintes cuando desayunaba una taza de café amargo y un cigarro... la gringa de  ese entonces... la Cinthya Kennedy... rumiaba su granola y yo me sentaba en posición de loto mientras me ahumaba las ideas... siento que tengo una regresión, no me agrada necesariamente... verán... ya no puedo hacer la posición de loto y los pulmones ya los tengo más picados. Tengo que comprar comida, lo sé... pero qué hueva pensar en comer... peor aún, en cocinar para comer. Solo de pensarlo ya me dolió el estómago de nuevo.

(8) Y hubo ruido de abogados, ruido compartido, ruido envenenado, demasiado ruido...  (8) ruido, platos rotos, ruido, años perdidos, ruido, viejas fotos... (8) ruido empedernido... ruido de cristales, y hubo ruido de gemidos... ruidos animales... contagioso ruido, ruido mentiroso, ruido entrometido... ruido escandaloso... silencioso ruido (8)

Estaba tomándome la pastilla que me tocaba a las 2... justo a las 4:47... ¿a quién se le ocurre ponerme a tomarme pastillas a lo largo del día? No tengo tiempo para esto - pienso - mientras me la trago... como odio tomar medicinas. No sé ni cuántas me he perdido de tomar por el olvido. Curiosa y distraída me puse a leer la cajita de las pinches pastillitas... "Tomar con mucha agua...y durante el tratamiento tomar un mínimo de dos litros de agua al día" :S ¿Será por eso que me ha salido una mi alergia rara? Ash.

El miércoles inician los talleres, todos andan corriendo, yo estoy sentada en mi escritorio, veo pasar unas niñas - de unos 7 u 8 años - ataviadas en grandes y vaporosos vestidos color lila... peinadas tal cual princesitas, vienen de su "graduación", son casi las cinco y yo... estúpidamente... quisiera ser una de ellas, para no estar de este lado de la vida, estar en el lado de ellas, mientras fantasean que son la niña más linda del mundo y no tener que pensar que no he hecho solicitudes de cheque, evaluaciones de personal, revisar los cinco correos sin leer que tengo en la bandeja de entrada, ni aprenderme el Nit de la oficina...

(8)  El verano acabó, el otoño duró lo que tarda en llegar el invierno ... y no hallé quién de ti me dijera... ni media palabra (8) parecía como si me quisiera gastar el destino una broma macabra...  (8)

Esta noche ya no quiero pensar.

(8) Rosa de Lima, prima lejana...lengua de gato, bicarbonato de porcelana... dolor de muelas, pan de centeno... hasta la suela de mis zapatos te echan de menos... (8)

3 comentarios:

Clau dijo...

Siempre queda Sabina, una letra para cada ocasión. Yo no sé, es la 3a vez que oigo que su trabajo la mata...y puesí, estamos en el 3er trabajo. ¿Será que no existe un lugar cuerdo donde pueda tener un trabajo así burocráticamente aburrido?

KR dijo...

jajajaja ya me ahuevé.

El trabajo está pesado, pero este es mi trabajo favorito... creo que el post nació por las circunstancias circundantes también.

Gracias por detenerse a leer mis quejas, supongo que es una forma de desahogarme.

La Flor dijo...

#DebeSerLaLuna

Me encantó este post.