miércoles, 11 de abril de 2012

Amanezco oyendo Panda, segura de mis compromisos pendientes,
buscando brisa nueva, encontrando nuevos personajes en mis sueños,
pensando que el destino uno lo escribe porque quiere y punto,
siendo la impresionable de siempre,
no dejando que nadie me supere en el sarcasmo,
vistiendo mi eterna camiseta negra,
embriagada de palabras que me sazonan la vida...

Vos en cambio,
estarás en donde no conozco cómo es el aire,
te vestirás con el traje de siempre
sin la novedad de dejar atrás el arrepentimiento
sin la forma desfachatada que tienen las hojas al caer.
Te enfrentarás de maneras diversas a la vida,
la indecisión te torturará de nuevo,
buscarás al amor de tu vida, otra vez.

Vos sos tan de ella
y yo soy tan de nadie.
Así están las cosas por aquí.