martes, 27 de diciembre de 2011

Esperar

Ayer agarré mi persona, mis virtudes y complejos y me fui al banco...

Cómo odio ir al banco, pero tenía que ir y terminar la relación económica con mi anterior trabajo.

Habíamos quedado con Emilia para almorzar, justo a las 11:30 me avisó que su casa estaba inundándose... así que no llegaría, pasé a masticar algo para comer y me metí al cine. Esto de no tener alero a veces es feo, pero en otras ocasiones... es tranquilo andar sola.

Tenía reunión con mi editora del libro, al parecer ya está "cuasi" listo... tuve que esperar hasta que dieran las 4 para que me llamara (si, ya tengo celular de nuevo) para avisarme que siempre no, que no nos íbamos a ver porque ella tenía un su noséqué con noséquién y tas.. que hasta ahora mejor. ¬¬

Ante mi frustración solo le mandé un mensaje a mi amiga y le dije que la vida me castiga de la peor forma... me hace esperar... y hoy en la mañana se empecinó la vida y tas... que encuentro un mensaje de la pendeja más pendeja de esta tierra en mi blog.

Voy a citar a mi tierno Sebastian: "es que yo no tengo paciencia!"

2 comentarios:

Roberto dijo...

En estos tiempos, quien tiene paciencia?

Anónimo dijo...

No deberían de mortificarte los comentarios que no son con esa intención.